Planificacion de Proyectos de Aprendizaje (PA) y Proyecto Educativo Integral Comunitario (PEIC)

31 ago. 2008

Lanzan video-juego donde destruyen totalmente a nuestro pais

Curioseando como siempre por el vasto e interminable mundo del internet, me tope con este articulo (el cual cito textualmente) donde se anuncia la salida de un videojuego que llamara la atención de todo aquel venezolano, sin importar si juega o no en su computadora, playstation, Xbox, y equis cantidad de consolas famosas por su jugabilidad. El video me ha dejado boquiabierto, no solo por sus excelentes graficos (recrean muy bien el puente sobre el lago de Maracaibo, selvas venezolanas y otras escenas) sino por la grave intencionalidad que se oculta dentro de este “game”. Algunos consideraran esto poco importante o lo verán como cualquier cosa, pero después de habérselo mostrado y dialogado con niños (algunas preguntas a mi hermanito y algunos sobrinos) he podido evidenciar la influencia que tiene sobre ellos. Usted como docente podrá corroborar lo antes señalado, para ello solo búsquese un niño o joven…

Lanzarán éste fin de semana un video-juego que escenifica un asalto mercenario en Venezuela, pese a la críticas que despertó en el país, al ser considerado por algunos como un proyecto de invasiónUna división de Electronic Arts sacará el juego, "Mercenaries 2: World in Flames", que se desarrolla en una "Venezuela totalmente destruida", explicó la empresa en un comunicado."Un tirano hambriento de poder usa el suministro petrolero de Venezuela y convierte al país en una zona de guerra", comentó sobre el juego en su sitio en internet.

Cuando el juego se anunció por primera vez en el 2006, legisladores oficialistas lo calificaron como un ejemplo de una campaña propagandística inspirada por Washington que incluso pudiera preparar psicológicamente para una invasión verdadera.

"Toda la controversia en torno a esto es graciosa", dijo el portavoz de Electronic Arts Jeff Brown. "Al final del día tienes que recordar que es sólo un juego de vídeo", agregó.

Un funcionario del Gobierno venezolano dijo a Reuters el viernes que no había una reacción inmediata al lanzamiento.

Chávez, quien intentó alcanzar por primera vez el poder a través de un Golpe de Estado en 1992, ganó la presidencia en las elecciones de 1998. Durante su mandato ha tenido tirantes relaciones con la Casa Blanca que vivieron un fuerte deterioro cuando Washington acogió inicialmente un golpe de Estado en su contra en el 2002.

Sustenta su popularidad entre los pobres con los amplios programas sociales que financia con los crecientes ingresos por los altos precios internacionales del crudo y frecuentemente acusa a Estados Unidos, su principal cliente petrolero, de conspirar en su contra.

Su Gobierno ha reemplazado el envejecido equipamiento militar del país con armas que ha adquirido en Rusia por miles de millones de dólares, incluidos aviones de combate, y ha creado milicias para repeler, según el gobernante, una presunta invasión.

Escenas del juego, que sucede en el 2010, muestra a mercenarios de acento estadounidense asaltando instalaciones petroleras durante un sangriento golpe de un tirano llamado Ramón Solano.
"Es tiempo de que los venezolanos dejen de pagar por la codicia de intereses extranjeros, les haremos pagar por nuestro petróleo. De hoy en adelante todo el mundo pagará", dice el personaje antes de iniciar los combates en escenarios venezolanos.


1 comentario:

Anónimo dijo...

realmente me he quedado sorprendida como utilizan la tecnologia para sastifacer sus necesidades malevolas mediante los niños, ademas que destruyan nuestro pais! pues que sigan soñando. xq no realizan otro video juego en el cual se destruyan ellos mismos. la mala intencion no llega a nada bueno , si! lo efectos son impresionantes ,pero el mensaje es muy despota y subliminal para las personas a la cuales va destinado el juego (( NIños)
De esos juegos es q empieza el gusto de estos por las ARMAS, SIn mas q agregar por los momentos diria: PAdres manos a la obra , no compren ese jueguito si no quieren morir en el.